El día de ayer , sucedió una cosa muy curiosa , algo que marco ese día en todo lo que va del año , y probablemente en mi vida entera , lo que hizo de ayer un día peculiar en el momento que mas lo necesitaba , como suele suceder cuando uno verdaderamente esta en necesidad de algo bueno.

Este mes ha sido probablemente el peor que he tenido en al menos tres años , considerando que mi vida no es de ninguna manera de color de rosa ya que los últimos diez años de mi vida , aunque ha habido cosas buenas , han sido algo traumáticos.

Algunas personas ,familiares con mi situación, me dicen que las personas se hacen mas fuertes con las dificultades , algo de lo que estoy seguro que así lo es , siempre y cuando las dificultades sean esporádicas y no constantes ya que si así lo son

( constantes) por un buen periodo de tiempo prolongado , comienzo a pensar que pueden causar la muerte.

Cuando las dificultades extremas son constantes, el espíritu comienza a apagarse como una vela con un viento constante, y no al revés , como piensan las personas quienes no han pasado por una larga tormenta que nunca disminuye sino va en constante aumento  día tras día , semana tras semana , mes tras mes y año tras año , todo en aumento y cada vez con peores resultados.

Los resultados de una situación de esta naturaleza pueden ser fatales o dañinos permanentemente debido a que no hay tiempo de recuperación suficiente entre evento trágico y evento trágico.

Sin embargo , por esta misma razón , cuando uno tiene la mala fortuna de encontrarse en uno de estos huracanes sin termino , uno debe de saber aprovechar los escasos momentos de paz que se pueden encontrar en el camino , momentos que si saben aprovechar son mas valiosos e intensos que para cualquier persona cuya vida sea mayoritariamente feliz. Bien decía Alejandro dumas en su celebre novela “ El Conde de Montecristo – Solo un hombre que ha deseado morir sabe lo que realmente es vivir-”.

He mencionado que dentro esta situación , este mes ha sido el peor en tres años , lo que significa que mi decir esto no es nada liviano , sino una serie de eventos serios que han puesto a mi juicio en juicio y que tenido recurrir al acero de mis nervios para no cometer algún acto tremendamente contraproducente.

Al llegar la  noche de ayer( después de haber ido a comprar una tarjeta Lenovo Idcentere)  tome un baño de tina con luz de vela como gusto de hacer , cuando de pronto sentí , en un momento corto, el mismo infierno ya que mi esperanza se esfumo por completo haciéndome recordar las líneas de Dante al llegar a las puertas del infierno “ Aquellos que aquí entrad …..Abandonad toda esperanza”.

En ese momento pedí a Dios por ayuda urgente.

Al salir de mi tina y al infíltrame en mi cama una luciérnaga entro a mi  habitación y sobrevoló arriba de mi cama en la obscuridad produciendo una mágica luz verde. Mi sufrimiento desapareció´.

Si quieres obtener mayor información sobre este tema, te invitamos a que visites CyberPuerta.com

Fuente: Cyberpuerta