Las etiquetas impermeables tienen una amplia gama de usos, desde el muy práctico hasta el totalmente inútil pero divertido y seguramente las has utilizado en más de una ocasión.

Ejemplos de sus usos son:

1) A los niños no les gusta usar chalecos salvavidas.

Son incómodos, pasados de moda, y, si somos honestos, hacen que cualquiera se vea ligeramente más rechoncho. Sin embargo, también son dispositivos que salvan vidas, lo que significa que la mayoría de los padres quieren que sus hijos los usen.

En este caso, se puede convertir un chaleco salvavidas en algo más divertido y único que identifique a tu hijo, por lo que pueden escoger algunas ilustraciones temáticas marítimas o su personaje de dibujos animados favorito, para después imprimirlos en etiquetas impermeables para una personalización sencilla.

2) Las chaquetas impermeables, los pantalones y las botas necesitan ser identificables entre las otras prendas idénticas que los niños llevan a la escuela o para cuando se usan los muy utilizados uniformes.

Si bien la costura de nombres en el interior de estas prendas es una opción, el tener una etiqueta que se vea a simple vista permite una identificación más rápida.

3) Juntar un pequeño jardín de hierbas puede ser una buen actividad donde le puedes dar una linda vista incluso a tu cocina, sala de estar o patio.

Tener etiquetas impermeables que detallan el nombre, tanto en tu idioma materno como en latín y, posiblemente, sus propiedades medicinales tradicionales pueden dar pie a que tengas una gran conversación en tus cenas o reuniones sociales.

El uso de etiquetas a prueba de agua significa que si se derrama líquido sobre el borde de la maceta cuando riegas tus plantas, no tendrás que lidiar con papel empapado y estropeado.

4) Considera la posibilidad de etiquetar o decorar otras plantas en maceta, sobre todo si están fuera.

Realizar esta tarea junto con los niños para conocer y nombrar las plantas que tienen en tu jardín será algo divertido e ilustrativo para los niños.

En este caso podrías imprimir las imágenes de las flores que están creciendo para atraer la atención de los niños pequeños.

Esta es una linda forma lúdica y sana de aprender un poco sobre las plantas y sus cuidados.

5) Este es totalmente práctico, y realmente no es divertido en absoluto.

El uso de etiquetas impermeables en los alimentos congelados garantiza que la etiqueta no se vuelva frágil y es menos probable que se despegue.

Esto también significa que si deseas acelerar el proceso de descongelación colocando los alimentos en agua tibia, puedes hacerlo sin preocupaciones.

Usos como los que hemos descrito son de los más prácticos en donde vemos en acción a las etiquetas impermeables entre muchos otros más.

De hecho, la industria de las etiquetas impermeables sigue evolucionando ante las nuevas exigencias que, tanto los productos o usos que le dan sus clientes les van poniendo como retos.

Y para hacerlas aún más llamativas, suelen estar en colores y de diferentes tamaños y formas. Así que el ingenio para usar una etiqueta va mucho más allá de estas 5 opciones… ¿tu, en qué o en dónde las has usado?